Defender la ciencia

La UNLP implementó un programa de retención de científicos, diseñado para aquellos investigadores que no lograron acceder a la carrera de Investigador del CONICET.

6

La reducción de cupos para el ingreso a la carrera de investigación en el CONICET se transformó en los últimos años en una de las principales preocupaciones en el seno de la comunidad científica, y desató una serie de reclamos a lo largo de todo el país.

La convocatoria 2017 no fue la excepción. Es que el máximo organismo de ciencia y técnica del país determinó que ingresara la misma cantidad de investigadores que en 2016, dejando a la mitad afuera, a pesar de haber sido evaluados y recomendados para el ingreso.

En este contexto y respondiendo a la preocupación de sus investigadores, la Universidad Nacional de La Plata decidió implementar un programa de retención de científicos especialmente diseñado para dar una solución a aquellos investigadores formados en esta casa de estudios, que no lograron acceder a la carrera de Investigador del CONICET. Este programa otorgó 40 becas a personas altamente formadas y calificadas y que se desempeñan en la más amplia gama de las ciencias: astronomía, sociología, antropología, veterinaria, medicina, historia, literatura, psicología, bioquímica, física, ciencias de la tierra, ingeniería, biología, informática, y ciencias del ambiente.

El Presidente de la UNLP, Fernando Tauber, explicó que “la Universidad hace el esfuerzo para retenerlos dentro del sistema porque son investigadores que se graduaron en nuestra universidad, que también hicieron sus doctorados en nuestras aulas, que se desempeñan en nuestras unidades de investigación con becas posdoctorales del CONICET y que, en muchos casos, son docentes de nuestra casa”.

En la misma línea destacó que “tenemos que retenerlos porque se trata de recursos humanos formados al más alto nivel; fueron evaluados y cuentan con recomendación del propio Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. Queremos que esos profesionales altamente calificados mantengan su vínculo con la UNLP”.

Esta iniciativa se enmarca en una política estratégica de proteger y acompañar a sus recursos humanos formados: “No podemos quedarnos cruzados de brazos viendo cómo a nuestros científicos se les escurre la chance no sólo de trabajar, sino de seguir aportando su conocimiento para el desarrollo del país. Se trata de reorientar nuestros recursos para mostrar con hechos que la UNLP defiende su propio modelo de universidad, que entiende que defender la ciencia es defender nuestra soberanía”, expresó Tauber.

Desde la Secretaría de Ciencia y Técnica explicaron que los investigadores continuarán trabajando en las mismas unidades de investigación donde desarrollan hoy sus tareas. Además, quienes aún no lo hacen, deberán ejercer funciones docentes y/o de extensión.

Actualizado el: 2018-12-04