|
Ex BIM III
En el predio del ex BIM III, ubicado entre Ensenada y La Plata, la Universidad desarrolló un importante plan de obras. Se construyeron las nuevas sedes de las facultades de Psicología y Humanidades, un Campo de Deportes y la Casa de la Memoria.

En el año 2012 la Universidad Nacional de La Plata reubicó a la Facultad de Humanidades y Psicología en el predio ex BIM III, ubicado entre Ensenada y La Plata.

El 19 de mayo de 2011 el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, firmó el decreto por medio del cual se le cedió a la Universidad el predio perteneciente al ex BIM III - Batallón de Infantería de Marina Número 3 -, ubicado en las calles 122 y 51. En esos terrenos, con una superficie de 9 hectáreas, se desarrollará el Plan Maestro del Bosque Norte. 

La ciudad adquirió este nuevo espacio académico donde funcionó un centro clandestino de detención durante la última dictadura militar, dándole un valor positivo y resignificando el lugar para el crecimiento de la Educación Superior. Este ambicioso y necesario proyecto, incluyó la instalación de las nuevas sedes de las facultades de Psicología y Humanidades. En un futuro no muy lejano, se prevé la construcción de un Complejo de Actividades Deportivas y Recreativas para la formación y capacitación de los estudiantes del Profesorado de Educación Física y la Casa de la Memoria. Con el objetivo de  darle forma al emprendimiento, se suscribió un acuerdo entre la Municipalidad de Ensenada y las dos unidades académicas mencionadas, con la correspondiente aprobación del Consejo Superior de la Universidad.

La UNLP construyó un total de casi 8.000 m² de edificio para la Facultad de Humanidades y otros 4.500 m² para Psicología, la obra fue adjudicada en licitación y estuvo a cargo de la empresa Borok Construcciones. Una parte de los 32 millones de pesos que la UNLP adquirió de la venta de las 307 hectáreas improductivas de Santa Catalina, se destinaron al comienzo de este plan edilicio.

 

Historia de la expropiación del ex BIM III  

 

En octubre de 2007, mediante el decreto Nº 2.641 del 2006, se promulgó la Ley Nº 13.561 que en sus artículos principales establece: “Declarase de interés público y sujeto a expropiación el inmueble ubicado en Ensenada [...] a nombre de CENCOSUD S.A. y/o a quienes resulten ser sus legítimos propietarios. [...] El bien objeto de la declaración del artículo anterior, una vez expropiado será destinado para usos educativos y de funcionamiento de unidades académicas de la UNLP, como así también para el emplazamiento del Museo de la Memoria [...] Autorízase al PE a transferir a título gratuito a la UNLP, el inmueble indicado”.

La entrega de esta propiedad perteneciente a la provincia fue gestionada, ante las autoridades bonaerenses, por el entonces presidente de la UNLP Gustavo Azpiazu. El espíritu de  la Ley 13.561 queda explicitado en los siguientes párrafos: “Considerando su cercanía con la localización de varias facultades de la citada Universidad y su campo de deportes, el inmueble resultará sumamente importante para permitir la ampliación de diversas dependencias de esa casa de altos estudios, en particular de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. Surge asimismo como una opción interesante, afectar el inmueble a usos culturales y educativos que puedan compatibilizar los requerimientos específicos de la mencionada Universidad y de la municipalidad de Ensenada.

Ello permitirá y promoverá actividades entendidas como una expansión del bosque platense desde el punto de vista espacial que armonicen con el entorno”. “El proyecto de emplazar en el mismo predio un “Museo de la Memoria”, que se articule con otros usos culturales, significaría un recuerdo permanente sobre los hechos luctuosos acontecidos en el período oscuro de la dictadura militar. Esta iniciativa es impulsada, entre otro actores, por organismos de Derechos Humanos”.


Con Psicología se dio el primer paso

 

La sede de Psicología se estrenó a comienzos del ciclo lectivo 2012 cuando cerca de 8 mil estudiantes, docentes y no docentes comenzaron a desarrollar sus actividades en el nuevo edificio. De esta manera, además de cumplirse uno de los más ambiciosos proyectos de los muchos que la UNLP a emprendido en los últimos años, se jerarquizó un sector postergado de la vecina ciudad de Ensenada con una amplia oferta de actividades académicas y culturales, y motorizando el crecimiento económico de la región.

El edificio se ajusta a los parámetros de buscar una fuerte identidad institucional cristalizada a través de la sobriedad expresiva y constructiva, la simplicidad tecnológica y un diseño que permite la flexibilidad de usos y el bajo costo de mantenimiento. Al ser un espacio flexible, se podrán convertir varias aulas pequeñas en un aula grande y viceversa. La subdivisión interna está sostenida por una tecnología que facilita las modificaciones que la estructura pedagógica necesite en cada ocasión. 

Con una superficie cubierta de unos 4.200 m² y un costo total de unos trece millones de pesos, la sede de la Facultad de Psicología cuenta con una Planta Baja que contiene un hall institucional, dependencias administrativas y servicios al público. Además, un Auditorio para más de 450 personas y un bar. Por otra parte, en una Planta Primera y Planta Segunda están las aulas de grado de variadas capacidades, mientras que la Planta Tercera está destinada la administración, la gestión, gabinetes y dependencias de posgrado.

 

 Humanidades por tres

 

La nueva Facultad de Humanidades, recientemente estrenada, es un complejo arquitectónico que tiene en su totalidad unos 13 mil m² repartidos en 3 edificios independientes: uno para tareas administrativas, otro para las académicas y un tercero complementario, destinado a aulas e investigación. 

Para financiar las obras, en enero de 2011 la UNLP firmó un acuerdo con el Gobierno Nacional, que dispuso la entrega de fondos para concretar el proyecto. Como contrapartida, la Universidad cedió en comodato un predio de 9 hectáreas ubicado en la localidad de Florencio Varela, donde funcionaban laboratorios de Investigaciones.

A través de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios, la UNLP finalizó en primer lugar el edificio destinado a tareas administrativas y de gestión de las carreras de Humanidades, que albergará todas las actividades del decanato, sus dependencias y departamentos.   

El edifico Administrativo Central tiene una superficie de  4.315 m² distribuidos en tres plantas y una terraza de uso. Un gran hall central longitudinal funciona como espacio de articulación volcándose a la peatonal del campus. Por otro lado, los dos inmuebles para aulas se ubican en forma perpendicular al anterior y paralelos entre sí. Allí se desarrolla toda la actividad de enseñanza.

El denominado edificio de Actividades Académicas es la verdadera sede de Humanidades. Su diseño en forma de hache cuenta con 5.667 m² repartidos en dos pisos. Sobre la planta baja está ubicado un sector de la biblioteca. Además, cuenta con  un buffet, un aula-auditorio para unas 250 personas aproximadamente, un aula para 70 alumnos, el espacio para el centro de estudiantes, publicaciones, atención de alumnos y otras dependencias administrativas. En el primer piso, por su lado, está la sala de lectura y la hemeroteca de la biblioteca. También tiene un aula para 40 personas, 10 aulas para 55 personas, cuatro para 70 alumnos, y la más grande, con capacidad para 200 estudiantes.

El otro inmueble, el complementario tiene forma de barra y alberga institutos de investigación y cuenta con una superficie de 3.054 m². 


 Un lugar para el deporte y la memoria

 

Alrededor de 3 hectáreas de los terrenos del Bosque Norte se destinarán al Campo de Deportes, este predio servirá para la formación y capacitación de los estudiantes del Profesorado de Educación Física. Está proyectado que se construyan varios pabellones, lo que implicará un crecimiento de más de 18.000 m². Habrá un parque de estacionamiento de unos 12.000 m² y el complejo podrá funcionar sin alterar la estructura urbana circundante.

Para la construcción de la  Casa de la Memoria -que ocupará 1.000 m²-, la UNLP trabajó en forma conjunta con la Dirección de Derechos Humanos del municipio ensenadense. El proyecto arquitectónico albergua, además de las dependencias administrativas y la cafetería, un amplio hall de exposiciones, un salón auditorio y graderías que podrán funcionar como anfiteatro para realizar diferentes actividades culturales.

El Prosecretario de Planeamiento, Obras y Servicios de la UNLP, arquitecto Guillermo Nizan, consideró que “la presencia de la Universidad en ese sector colindante con el barrio El Dique va a recalificar el lugar y se va a cumplir un sueño compartido por la comunidad de Ensenada y de La Plata de darle a ese predio un uso que tenga que ver con los Derechos Humanos, el conocimiento y con las instituciones públicas de la Nación como es la UNLP”. 

Como forma de preservar algunos sectores del ex BIM III, se decidió mantener el muro de ingreso y la garita que formaron parte de la vieja construcción. Se instalará además en ese predio un helipuerto para uso sanitario, además de todas las instalaciones de estacionamiento, parquización y arbolado.

07/05/2015 14:44
Email de contacto:
 
 
 
bannerinfouniversidades
 
 
 
 
Los materiales del Portal Universidad Nacional de La Plata, salvo expresa aclaración, se comparten bajo una Licencia Creative Commons Atribución 2.5.