A 5 años del primer Ni Una Menos

3a3c4475 61e7 4bbe Af84 D19f6afbb7e4

3 DE JUNIO DE 2020

¡NI UNA MENOS, VIVAS NOS QUEREMOS!

 

El 3 de Junio de 2015 surge el primer NI UNA MENOS, cansades, tristes y enojades de la violencia patriarcal, capitalista, racista y colonial, y su expresión más cruel los femicidios y travesticidios, nos organizamos ocupando las calles al grito de ¡NI UNA MENOS, VIVAS NOS QUEREMOS!

Pasaron 5 años de entonces y las cifras dan cuenta que el patriarcado continúa violentando nuestras cuerpas, el de las mujeres y disidencias, 1450 femicidios en estos 5 años, un promedio de 1 cada 30 horas[1].

Sabemos que hoy nos sostienen los vínculos y redes feministas sororas, son las que nos impulsan a seguir luchando por les que ya no están y les que aún estamos.

Este 3 DE JUNIO no nos encontrará en las calles acuerpándonos con abrazos, miradas cómplices, lágrimas, gritos, mimos y palabras, pero estamos segures que nos encuentra más hermanades, combatives y organizades luchando por nuestras vidas, por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

No queremos más muertas en los barrios vulnerables, Ramona Medina Presente!

Queremos y luchamos por reconocimiento y protección para les cuidadores comunitaries y para todas las mujeres que mayoritariamente encarnan la respuesta estatal sanitaria, social, en cada escuela y en cada barriada.

No queremos más mujeres encarceladas y recluidas en manicomios, arrasadas subjetivamente por años de encierro y violencias de todo tipo.

Decimos Basta de ser objeto de la justicia patriarcal, Flavia Saganias y tantas anónimas no están solas!

Este NI UNA MENOS nos encuentra con un avance sustancial a partir de la creación de del Ministerio Nacional y Provincial de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual.

Como universidad nos encuentra organizades en múltiples espacios colectivos estudiantiles, laborales, docentes, de investigación, de extensión y de gestión. Organizades en una Red Interuniversitaria por la Igualdad de Género y contra las Violencias (RUGE), pensando juntes cómo prevenir y enfrentarnos a las violencias que se reconfiguran y actualizan bajo formas impensadas y capilares. Sabemos que la violencia patriarcal contra nosotres es una cuestión de poder, y que cotidianamente en nuestras tareas debemos estar atentes a deconstruir sus montajes y visibilizar sus tramas: epistemológicas, políticas, económicas y culturales.

Tenemos leyes, estamos comprometidas con la implementación de la Ley Micaela,  tenemos y tejemos redes, pero también sabemos que “La gran victoria del feminismo no es lo que logra, sino lo que mantiene despierto: las ganas de cambiarlo todo”. 

 

NI UNA MENOS! VIVAS NOS QUEREMOS!


[1] Observatorio “Ahora que si nos ven”. Junio 2020.

Actualizado el: 2020-06-03