Comunicado de la UNLP por el ingreso de personal policial a la Casa de las Madres de Plaza de Mayo

Se exige que se ponga fin a estos procedimientos judiciales

La prosecretaría de Derechos Humanos de la UNLP manifiesta su preocupación ante la autorización del ingreso de personal policial a la Casa de la Madres a fin de inventariar el archivo histórico que contiene documentos de profundo valor simbólico para nuestra sociedad, que registran la trayectoria de lucha de la Asociación, ordenada por el juez Fernando Perillo.

El estado es responsable de los crímenes perpetrados durante la dictadura, y en consecuencia tiene el deber de reparar a quienes fueron y siguen siendo sus víctimas, por lo cual la expropiación de esos documentos en el marco de una causa judicial civil y comercial, no puede justificarse. Si como sociedad avalamos tal hecho de enajenación del patrimonio político, social y cultural de nuestro pueblo, lejos de exigir reparación, naturalizamos una ofensa para quienes padecieron el genocidio, en este caso la Asociación Madres de Plaza de Mayo.

En virtud de estas consideraciones, y en el marco de las políticas institucionales de Memoria, Verdad, Justicia y Reparación que llevamos adelante en esta Universidad Pública, exigimos que se ponga fin a estos procedimientos judiciales de hostigamiento, y se garantice el pleno dominio del Archivo a las Madres, quienes han sido sus constructoras durante estas décadas de lucha por la Verdad, la Justicia y la Memoria.

Actualizado el: 2019-04-15