Estás en: Extensión

El Centro Regional de Extensión Universitaria ya es una realidad

De características únicas en el sistema universitario, concentrará los Proyectos de Extensión, la Escuela de Oficios y el trabajo con cooperativas. Fernando Tauber recorrió el predio

Con la inminente inauguración de un megacentro regional en la vecina localidad de Berisso, la Universidad Nacional de La Plata apunta a consolidarse como la máxima referencia en materia de Extensión Universitaria en el sistema de educación superior argentino. A partir de marzo quedará habilitado el complejo edilicio de 2 mil metros cuadrados cubiertos, emplazado en un predio de 40 hectáreas; todo destinado a la realización de actividades que buscan vincular a la universidad con la comunidad, especialmente con los sectores más vulnerables. 

Esta mañana el vicepresidente del Área Institucional de la UNLP, Fernando Tauber, recorrió las instalaciones del Centro Regional de Extensión Universitaria junto a la prosecretaria de Políticas Sociales de la casa de estudios, María Bonicatto, y el director de la Escuela Universitaria de Oficios, Sergio Serricho. Allí, bajo la supervisión de la Secretaria de Planeamiento, Obras y Servicio de la UNLP, se ultiman los detalles finales de la obra para la puesta en funcionamiento a pleno del predio. 

Si bien las actividades se iniciarán formalmente el 15 de marzo, decenas de cooperativistas y estudiantes de Oficios ya se encuentran desarrollando diferentes tareas en el complejo, que incluyen desde trabajos de jardinería y forestación del predio hasta albañilería, herrería y la fabricación de los muebles que serán utilizados en el Centro.

Ubicado en el denominado “Campo 6 de Agosto” -sobre avenida 60 a la altura de 127, junto a los instalaciones de Y-TEC-, la mega obra “permitirá seguir jerarquizando la actividad extensionista que se desarrolla en todas las facultades y dependencias de la UNLP; concentrará las actividades relacionadas a sus diferentes Proyectos de Extensión, los cursos de la Escuela de Oficios y el trabajo con cooperativistas locales”, explicó el vicepresidente Institucional, Fernando Tauber. Además, articulará su actividad con los Centros Comunitarios de Extensión que actualmente funcionan en diferentes barrios de la periferia, y el trabajo en el territorio que llevan adelante docentes y estudiantes extensionistas. Se trata del primer centro de estas características entre las  universidades públicas del país.

Durante la recorrida Tauber destacó además la construcción en este predio de la sede propia para la Escuela de Oficios de la UNLP, un espacio de educación formal alternativa que se instrumenta desde hace 8 años en articulación con la Fundación Florencio Pérez. “El nuevo contexto nos impone la necesidad de promover cada vez mayor acceso a la Universidad de los sectores con menos oportunidades, y es aquí donde la capacitación en oficios comienza a ser una referencia tan importante como la educación formal. Hacer realidad este proyecto nos acerca cada vez más al sueño de que este espacio de formación alternativa se transforme en una Universidad dentro de la Universidad, y que más vecinos se acerquen a esta casa de estudios”, aseguró el vicepresidente.

El Centro de Extensión Universitaria es un ambicioso proyecto arquitectónico de la UNLP que incluye tres edificios, con una superficie cubierta total de casi 2 mil m2. Los módulos albergarán a la sede del Centro Regional de Extensión Universitaria, la Escuela de Oficios, y las cooperativas del Programa Ingreso Social con Trabajo.

La edificación central –de 855 metros cuadrados- cuenta con 6 aulas totalmente equipadas con capacidad para 35 personas. Además, incluye sanitarios completos, espacios comunes y un buffet con cocina propia en planta baja. Se prevé que en una segunda etapa se construirá la planta alta, con más aulas y gabinetes en una superficie de unos 800 metros.

El segundo y el tercer módulo edilicio tienen estructuras similares a las de enormes galpones ya que serán utilizados exclusivamente como talleres para trabajos con maquinaria y herramientas.

Uno de estos galpones será utilizado como aula-taller por la Escuela de Oficios para el desarrollo de prácticas de los niveles superiores de los cursos de carpintería, mecánica, instalaciones sanitarias, aire acondicionado, y textil, entre otros. Su superficie total cubierta supera los 280 metros cuadrados.

El otro estará destinado a las tareas de las cooperativas enroladas en el Programa Ingreso Social con Trabajo. Tiene una superficie de 564 m2, completamente equipado, y con un diseño del espacio unificado, lo que permite una mayor flexibilidad en cuanto a los usos. Cabe recordar que, desde hace años, la UNLP es unidad ejecutora de este programa dependiente del ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

En ambos casos, los módulos cuentan con sanitarios externos para uso propio y del predio, y un pequeño entrepiso de uso privado.

El arquitecto Tauber señaló finalmente que “aquí se sigue materializando nuestro proyecto de consolidarnos como una universidad regional, que extiende su presencia más allá de los límites de la ciudad de La Plata”.

La puesta en marcha de este Centro marca un hito en la historia de la Universidad y, en particular, de la actividad extensionista. Si bien la UNLP seguirá trabajando y teniendo una fuerte presencia en el territorio, éste será un lugar de referencia para todos los proyectos de Extensión.

ESCUELA DE OFICIOS

El flamante Centro Regional de Extensión se convertirá en la base de operaciones de la Escuela Universitaria de Oficios de la UNLP e impulsará un crecimiento exponencial de este espacio de formación.

La Escuela comenzó a funcionar en el año 2011 como una propuesta educativa de capacitación en oficios destinada a toda la comunidad de la región. Uno de los aspectos salientes del proyecto es que no se exige como condición a los aspirantes la finalización previa de los estudios primarios o secundarios. Desde entonces, cerca de 3 mil hombres y mujeres ya se graduaron en sus aulas. 

Al respecto, Tauber aseguró que “el desarrollo de la educación formal alternativa es una de las líneas rectoras del futuro de nuestra universidad. Tenemos que llegar a aquellos jóvenes que hoy no logran acceder a la universidad y dotarlos de conocimientos, habilidades y destrezas que les permitan contar con una herramienta para afrontar el mundo del trabajo”. Y finalmente agregó: “Aspiramos a llegar a los 20 mil alumnos de oficios en los próximos 5 años, y el primer paso para alcanzar esa meta era contar con un edificio propio”.

Los cursos se desarrollan como producto de la articulación entre la Universidad – a través de su prosecretaría de Políticas Sociales-; la Fundación Florencio Pérez y la Federación de Instituciones Culturales y Deportivas de La Plata. Incluyen, entre otras temáticas, electricista; herrador de caballos; mecánica del automotor; repostería artesanal; pastelería; gasista; reparación de PC; operario de carpintería; auxiliar en instalaciones domiciliarias de gas; cocinero para restaurante; peón-vareador; mantenimiento de parques y jardines; soldador; cuidador de adultos mayores; auxiliar en instalaciones sanitarias; mantenimiento de edificios; de instalaciones; costura; auxiliar industrial y cerrajería”.  

Desde la Escuela adelantaron además que en el nuevo Centro también se dictará la Diplomatura Universitaria en Mantenimiento de Edificios Públicos. Se trata de una capacitación de dos años y medio de duración, con tres niveles académicos: auxiliar, operario y diplomado. Está destinada a quienes participan del Programa Ingreso Social con Trabajo.

 

Actualizado el: 2018-02-07