Estás en: Institucional

Se inauguró oficialmente el Centro de la Madera de la UNLP

Fue en un acto formal del que participó el presidente Fernando Tauber y los ministros de Agricultura de Nación y Provincia, Julián Domínguez y Javier Rodríguez

El Centro de Capacitación, Transferencia de Tecnología, Producción y Servicios de la Madera de la Universidad Nacional de La Plata, quedó formalmente inaugurado con un acto encabezado por el presidente de la UNLP, Fernando Tauber, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Dominguez; y el ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez. Se trata de un centro foresto-industrial de características únicas en la región, que permite sumar la producción al núcleo formativo de la casa de estudios.

La actividad contó además con la presencia de los vicepresidentes del Área Académica y del Área Institucional, Martín López Armengol y Marcos Actis, respectivamente; el prosecretario de Vinculación Tecnológica de la UNLP, Christian Weber; el decano de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales, Ricardo Andreau; y el subdirector del Centro, Sebastián Galarco; entre otros funcionarios y autoridades.

“Estamos orgullosos de poder inaugurar este complejo maderero junto a las autoridades del Ministerio, y de hacerlo con toda la maquinaria y la capacidad productiva en pleno funcionamiento”, subrayó Tauber al tiempo que agregó: “Somos una Universidad que se involucra con las demandas de la comunidad, por eso queremos poner nuestro conocimiento, tecnología y potencial productivo al servicio del Estado, especialmente en este momento difícil que atraviesa el país”.

Cabe destacar que, en rigor, el Centro de la Madera funciona con el cien por ciento de su capacidad instalada desde hace poco más de dos años. Sin embargo, la pandemia y las medidas de aislamiento demoraron su inauguración formal y se debió esperar hasta hoy para el tradicional corte de cinta.

El Centro de Capacitación, Transferencia de Tecnología, Producción y Servicios en Madera -dependiente de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales- se encuentra ubicado en la Estación Experimental Julio Hirschhorn que la UNLP posee en Los Hornos, en avenida 66 y 167.  Cuenta con una superficie cubierta de más de 2 mil metros cuadrados que incluyen aserradero y sala de acopio, horno secadero, sala de afilado y cepillado, y taller de carpintería.

Una de las características salientes de este complejo universitario es que, a las tareas propias de la producción maderera, se suman además actividades de investigación y capacitación de técnicos y profesionales.

Durante la inauguración, Tauber destacó la presencia de los titulares de las carteras agrarias nacional y bonaerense como un “un fuerte respaldo para desarrollar acciones conjuntas orientadas a fortalecer la actividad productiva en la región. Vamos a trabajar en más emprendimientos sociales y participar de nuevas líneas adicionales”.

Actualmente, el Centro de la Madera cuenta con tres grandes líneas de producción en marcha. En los talleres de carpintería se producen muebles de todo tipo, desde camas y cunas hasta mesas de luz y bibliotecas. También se fabrica la denominada “Solución Habitacional de Emergencia”, un módulo ideado y construido como un aporte para paliar el déficit de vivienda que padecen los sectores más postergados. Finalmente, el Centro cuenta con capacidad para producir casas de estilo canadiense y buscará incorporarlas a las líneas del Plan Procrear.  

Finalmente, Tauber concluyó: “de estas instalaciones surgen y seguirán surgiendo proyectos productivos para mejorar la calidad de vida de los argentinos. Los módulos habitacionales construidos en nuestro Centro de la Madera garantizan a las familias un techo digno, con sanitarios completos, cocina y provisión de agua caliente mediante energía solar. Tenemos que articular con el Estado para que estas iniciativas lleguen a quienes más lo necesitan”.

Por su parte, el ministro Julián Domínguez destacó que “este complejo maderero es una muestra de que la Universidad de La Plata tiene una visión de futuro muy clara; es rebelde, inquieta y con una enorme capacidad científica y tecnológica puesta a resolver las principales demandas sociales.” ,

Domínguez aprovechó además para instar a los presentes a “diseñar junto a la Universidad un plan estratégico para el ordenamiento y gestión de la tierra en Argentina. Los argentinos tenemos que gestionar desde el conocimiento que se genera en la Universidad Pública, porque el mercado no puede imponer su modelo de explotación y gestión de la tierra; nosotros tenemos que decir qué modelo de desarrollo queremos. Tenemos que marcar el camino hacia el futuro desde la docencia y desde la investigación”

Solución Habitacional de Emergencia

El Centro de la Madera, con el aporte del Consejo Social de la UNLP y el Instituto de Investigaciones y Políticas del Ambiente Construido de la Facultad de Arquitectura, desarrolla viviendas de madera de interés social. Se trata de módulos de 40 metros cuadrados -ampliables a 90- ideados para dar respuesta a situaciones de emergencia habitacional.

Las denominadas Soluciones Habitacionales de Emergencia se construyen sobre pilotes de cemento, lo que permite mantener la totalidad de la estructura elevada sobre el nivel del suelo; una característica de vital importancia en zonas de terrenos húmedos o anegadizos. La simpleza del método constructivo es tal que una vivienda base puede levantarse en apenas una semana y, además, puede ser ampliada de acuerdo a las necesidades.

Tanto las paredes de madera como el techo también son dobles e incluyen una capa de material aislante térmico elaborado a partir de una mezcla de elgopor triturado con una mínima proporción de cemento. Cuentan también con un colector solar térmico que garantiza la provisión de agua caliente en la cocina y en el baño, durante las 24 horas del día.

En cuanto a la instalación eléctrica, las casas respetan los más altos estándares de seguridad, sin cables ni caños a la vista y con disyuntor para evitar accidentes domésticos.

Viviendas canadienses

Como se indicó, el polo maderero de la UNLP diseñó y cuenta con la capacidad para producir viviendas de madera de estilo canadiense. Se trata de casas cuyo estilo constructivo las hace confortables, sustentables y sensiblemente más económicas que las viviendas tradicionales.

Según adelantaron desde la prosecretaría de Vinculación y Transferencia de la Universidad, las viviendas son aptas para la nueva línea de créditos que lanzará el Programa Procrear para construcción no tradicional.

En este sentido explicaron que, una vez que se habilite la apertura del registro, la UNLP ofrecerá su modelo de vivienda canadiense para que sea incluida entre las opciones para quienes quieran acceder al crédito Procrear.

 

Actualizado el: 2021-12-20