Estás en: Institucional

El Bachillerato de Bellas Artes inauguró un moderno salón auditorio y un buffet

La obra también incluyó otras reformas arquitectónicas que otorgaron mayores espacios, comodidad y seguridad en todo el establecimiento

Un imponente salón auditorio con capacidad para casi 200 personas quedó inaugurado este mediodía en el edificio “Noche de los lápices”, sede del Bachillerato de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata. 

El titular de la casa de estudios platense, Fernando Tauber, acompañado por los vicepresidentes del área Académica e Institucional, Martín López Armengol y Marcos Actis, respectivamente, junto a la directora del establecimiento Andrea Aguerre, encabezaron el acto formal de inauguración. También participaron de la ceremonia el secretario General, Patricio Lorente, los directores de los colegios de la UNLP,  distintas autoridades de la comunidad universitaria, docentes y alumnos.

El gran auditorio es una construcción de 230 m2 de superficie, con capacidad para más de 180 espectadores sentados que se vincula con el patio del colegio -ubicado sobre calle 10 y diagonal 78- a través de una galería semi cubierta que permite establecer relaciones entre ambos espacios para que las actividades puedan extenderse y multiplicarse hacia el exterior cuando el clima o el espectáculo lo demanda. La flamante obra también incluye un luminoso buffet lindero y una amplia terraza, ambos con vista hacia el jardín del colegio.

Al hacer uso de la palabra, Tauber celebró la culminación de esta nueva etapa que “sumada a otras mejoras impulsadas en los colegios, se inscribe en el marco de un crecimiento, de una tarea ardua y de mucha convicción de nuestra Universidad que se ha transformado en una responsabilidad diaria”.

“Hoy veo en esta construcción mucho esfuerzo, mucho compromiso y amor por la educación pública, de calidad, referencia y modelo de enseñanza”, remarcó el presidente. Y agregó: “este Bachillerato está hoy lleno de luz, de brillo; es un motivo de festejo haber conseguido la transformación de este lugar tan emblemático que fueron espacios de dictadura y hoy están llenos de jóvenes, de libertad”.

El presidente destacó además la vuelta a la presencialidad en los distintos establecimientos de la UNLP y se dirigió a los estudiantes remarcando “la importancia de aprender pero también de pensar, para no sólo obtener un título sino incorporar valores, egresar como ciudadanos solidarios, tolerantes, respetuosos de las opiniones del otro para alcanzar una tolerancia en la convivencia social. Esto también se aprende en el colegio y es necesario para conseguir una sociedad más igual y más justa”, sentenció Tauber.

Para la directora del Bachillerato, “este logro arquitectónico es un motivo de celebración porque se traduce en más lugar para la enseñanza, el aprendizaje, nuevos espacios para el arte, nuevas aulas para compartir música; una escuela más amplia, más luminosa, distinta, creciendo para que todos los alumnos y docentes tengan la comodidad que necesitan”.

“El Bachillerato se preparó de esta forma para la vuelta a la nueva presencialidad, para esperar a nuestros alumnos priorizando siempre al diálogo como la herramienta necesaria para buscar los consensos”, concluyó emocionada la docente.

Según detallaron en la secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios de la UNLP,  el auditorio fue diseñado para garantizar tanto el acceso de público directamente desde el hall principal del colegio, como desde el patio; el proyecto también contempló la interacción fluida entre el salón de espectáculos y las áreas exteriores.

“El piso plano, las sillas movibles y apilables, se pensaron para la posibilidad de usos variados y versátiles, ya sea como sala tradicional o espacio multiperformático”, explicaron en Obras.

Por otra parte, el escenario se proyectó en forma elevada con la finalidad de garantizar buena visibilidad, con un acceso directo e independiente para garantizar un funcionamiento sin interferencias durante las representaciones.

La  moderna sala cuenta además con una cabina de control, una oficina de reuniones multiuso y hasta un depósito de insumos que se ubican en el primer piso del edificio.

El flamante salón auditorio lleva el nombre de quien fuera directora del colegio y docente, Irma Angela Zucchi, detenida, desaparecida el 17 de noviembre de 1976. Una placa en homenaje a la profesora fue descubierta en el transcurso de la ceremonia en la que fue invitada especialmente Herenia Sánchez Viamonte, Madre de Plaza de Mayo y compañera docente de la profesora Zucchi.

Otras mejoras para el Bachi

La obra que quedó inaugurada hoy también incluyó la construcción de un nuevo sistema de escaleras que vincula los tres pisos del colegio, mejora su funcionalidad y seguridad en casos de siniestro dado que multiplica los puntos de evacuación.

Linderos a la escalera se levantaron nuevos espacios para tareas administrativas (preceptorías), ubicados en las distintas plantas del edificio.

Las reformas también alcanzaron la readecuación del espacio que ocupaba originalmente el buffet, que fue transformado en dos nuevas aulas, y la conversión del auditorio provisorio del colegio que funcionaba en la tercera planta que quedó convertido en nuevas aulas de música, debidamente tratadas para garantizar condiciones de aislación y calidad acústica interior.

Sede propia

Desde su creación en 1956, el Bachillerato de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata jamás tuvo una sede propia, y funcionó en un sector limitado del edificio de la Facultad de Bellas Artes.

Desde marzo de 2013, cuando se inauguró formalmente el nuevo edificio “Noche de los Lápices”, los 800 alumnos que asisten al “Bachi” pueden disfrutar de su propio colegio, que incluye un amplio patio con un sector verde y arbolado.

El edificio

La propuesta arquitectónica general del edificio del Bachillerato se encuadra en los lineamientos del Plan Director ex-Distrito, que busca “la jerarquización de la propia Universidad a través de su vínculo espacial y simbólico con la ciudad y, por añadidura, la jerarquización del entorno urbano a través de la presencia de la Universidad”, explicaron desde la secretaría de Obras.

El Edificio “Noche de los lápices” comprende un cuerpo principal de planta baja y tres niveles, e incluye un patio privado.

 

Actualizado el: 2021-09-18