Estás en: Institucional

Fuerte respaldo de Nación al desarrollo espacial de la Facultad de Ingeniería

Integrantes del Ministerio de Ciencia recorrieron instalaciones del Departamento de Aeronáutica. Allí se desarrolla una batería de litio de uso espacial de apenas 5 kg y máxima prestación

Una comitiva de Ministerio de Ciencia y Tecnología e Innovación de la Nación, visitó la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata, para interiorizarse acerca de los proyectos que llevan adelante en el Grupo de Ensayos Mecánicos Aplicados (GEMA) Y el Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA), pertenecientes a esa unidad académica.

Luego de ser recibidos por el vicepresidente del Área Institucional de la UNLP y director de CTA Marcos Actis, y el director del GEMA Pablo Ringegni, que estuvieron acompañados por Alejandro Patanella, Coordinador alterno del GEMA y Guillermo Garaventta, referente en la aplicación de pilas y la construcción de batería en base a litio, los visitantes recorrieron las instalaciones de ambos laboratorios, donde se llevan a cabo todos los proyectos y ensayos.

Por el Ministerio se hicieron presentes Érica Carrizo, Directora Nacional de Proyectos Estratégicos, Martin Babboni, Coordinador de Seguimiento de Proyectos, Natalia Casais, Líder de proyectos Desarrollo satelital y Sergio Rodríguez, otro de los coordinadores del Ministerio.

La jornada consistió en poner en conocimiento al equipo del Ministerio, en todas las actividades de análisis y ensayos, mecánica y analítica, que se desarrollan en estas unidades de la facultad de Ingeniería de la UNLP.

Marcos Actis destacó al respecto “hace más de 30 años que abordamos las distintas áreas, ya sea estructura, vibraciones y térmicas. Toda esta experiencia en la Ingeniería Aeroespacial, se ha ido derramando en distintas industrias, como la automotriz.”

Por su parte Carrizo subrayó "Estamos en este mismo camino, de proteger las industrias e instituciones basadas en el conocimiento, sabemos de la importancia de coordinar las fuerzas estatales, y salir de esta mirada horizontal, y de esta manera contribuir desde el estado, en tener en claro el problema, las políticas públicas y cómoarticular todas las capacidades. No es fácil, pero la idea es trabajar en conjunto con instituciones como la UNLP, que tienen sobrada experiencia en el desarrollo tecnológico nacional.”

 

Uno de los proyectos mencionados en la reunión fue el desarrollo de baterías de litio de uso espacial. El ingeniero Garaventta, investigador de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC) en el CTA, detalló que “se logró diseñar, construir y probar una batería símil vuelo que cuenta con un peso total de 5Kg. y posee una capacidad inicial tal que, al final de su vida, debería suministrar sin problemas los amperes hora requeridos de seguridad”.

Las pilas utilizadas para la batería son comerciales y fueron seleccionadas a partir de un software desarrollado en el CTA denominado NATALiA (Nueva Aplicación para Tecnologías Aplicadas al Litio Argentino). En el proyecto participa el ingeniero electrónico Daniel Hamann, experto en diseño de electrónicas y software aplicados a las baterías de litio.

Garaventta resaltó ante la comitiva que, si la batería supera los ensayos termo ambientales, “será capaz de volar como carga tecnológica en alguna futura misión”. En ese sentido, añadió que “las simulaciones realizadas en cuanto a termo vacío, vibración y en base a la experiencia del grupo en proyectos similares, dan a entender que la batería tiene el perfil del diseño definitivo”.

El desarrollo fue llevado adelante con financiamiento de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y aportes de los beneficiarios del proyecto.

El proyecto posiciona al Centro Tecnológico Aeroespacial, como primer proveedor nacional de componentes sensibles de estas características.

Durante la recorrida los representantes del ministerio también se interiorizaron sobre el equipamiento disponible en el CTA y GEMA, como la catapulta que sirve para realizar pruebas de aceleración/desaceleración e investigar el efecto del impacto de un choque. En esa línea, se presentó a la familia de “dummies”, muñecos antropomórficos que se utilizan para las pruebas de seguridad de los automóviles.

También se detalló el proceso que se realiza para la conversión de vehículos a eléctrico con baterías de litio y el testeo de motos eléctricas para su homologación. Además se visitó la Sala Limpia del GEMA, donde se trabaja con dispositivos que luego serán enviados al espacio, y el laboratorio de ensayos de disparo de Airbags, entre otros.

Actualizado el: 2021-09-30