Se realizó el primer encuentro de las Jornadas de Universidad y Programas Sociales

El 15 de octubre se llevó adelante el primer encuentro de las Jornada de Universidad y Programas Sociales, denominada “Balance y desafíos de los programas sociales de transferencia condicionada de la última década en Argentina”. La actividad organizada por la Dirección de Gestión de Políticas Públicas de la Prosecretaria de Políticas Sociales de la Universidad Nacional de La Plata, contó con un panel central conformado por la Mg. Cynthia Gisselle Ferrari Mango, la Dra. Pilar Arcidiácono, la Mg. Mariana Gabrinetti y la Mg. Sandra Guiménez.

La jornada, realizada en el salón “Dardo Rocha” de la UNLP, contó además con la presencia de diversos investigadores, autoridades y referentes en la temática, quienes aportaron en la producción de conocimiento situado orientado a la inclusión social, dado que la actual coyuntura económica, política y social de nuestro país se encuentra atravesada por el aumento del desempleo y la vulnerabilidad de vastos sectores de nuestra sociedad.

En cuanto al panel, en primer lugar, disertó Pilar Arcidiácono, quien desarrolló acerca de los cambios en materia de programas en los últimos años a nivel global y caracterizó las diferentes dimensiones que tienen los tipos de intervención que realiza el Estado.  En este sentido, sostuvo que con la gestión de los últimos años hubo “una resignificación de la Asignación Universal por Hijo en clave de endeudamiento de las familias”. Y en este marco, profundizó: “la cuestión es discutir sobre las improntas políticas y morales que tuvo la gestión Cambiemos en este campo”. Es así que, Arcidiácono, explicó que se volvió a una concepción moralizante de los programas sociales en contra de un supuesto clientelismo presente en los programas anteriores.

Luego habló Cynthia Gisselle Ferrari Mango sobre los momentos de diseño e implementación de los programas sociales, a partir del análisis de la transformación del Programa de Ingreso Social con Trabajo y el Argentina Trabaja en el Programa Hacemos Futuro. Respecto a ello, sostuvo que “en el 2016 se buscó descooperativizar, ampliar los entes ejecutores y la impronta educativa a partir de una idea central que pretendía desintermediar, vinculada a la noción de un clientelismo negativo que no pondera las redes que se generan en el territorio”. En cuanto, al futuro propuso repensar el dispositivo de las políticas sociales, evaluarlas desde la perspectiva de los actores y trabajar desde una perspectiva de género.

En tercer lugar, Sandra Guimenez analizó globalmente los programas dirigidos a la economía social, popular y solidaria, marcando las rupturas y continuidades entre las diferentes gestiones en cuanto a distintas dimensiones de la política social. En este marco, realizó un recorrido histórico sobre el programa “Manos a la Obra” y del de Microcréditos, que buscaron recuperar lo productivo desde lo local. Por ello, sostuvo que “Cambiemos rompió las rotaciones de los equipos técnicos con las organizaciones sociales”. A su vez, añadió: “hay que pensar las cuestiones burocráticas administrativas en función de los objetivos políticos”.

Por último, Mariana Gabrinetti realizó su exposición sobre la experiencia y aportes de las universidades nacionales al diseño e implementación de programas sociales. De esta manera sostuvo que “desde la Universidad Pública se están tejiendo redes como espacios de resistencia y también de esperanza pensando en lo que viene”. Asimismo, caracterizó la diferencia entre los proceso que se dan en los municipios y las universidades públicas respecto a la implementación de los programas, argumentando que “el lugar de la UNLP es un plus por su capacidad crítica y por desnaturalizar las representaciones sobre los usuarios, como también, su capacidad de generar autonomía”. Es así, que explicó: “cuando pensamos los programas hay un atravesamiento en la condición de vida de los usuarios, pero fundamentalmente en términos identitarios”.

Luego, se realizó un conversatorio entre todos los participantes donde se trabajó sobre la experiencia de la UNLP como ente ejecutor del programa Argentina Trabaja, las tensiones en la articulación interinstitucional y la necesidad de pensar un dispositivo para articular con el Estado y la Universidad.

Es así que cabe destacar la actividad tiene como objetivo sistematizar aprendizajes sobre la gestión de programas sociales a través de la socialización e intercambio de investigaciones, experiencias de gestión y asistencias técnicas, con el fin construir de manera colaborativa una agenda de desafíos y estrategias como insumo a las decisiones de los gobiernos nacional, provinciales y locales que iniciarán en diciembre próximo.

Actualizado el: 2019-10-29